20080526

Vigesimocuarta llamada

anoche llamó cristina... hacía más de seis meses que no sabía de ella, aunque recientemente me había vuelto a añadir a su lista de contactos del msn... y desde el viernes me había intentado hablar mandando algún que otro mensaje, si bien no coincidíamos conectados los dos... pero ayer tarde sí que nos encontramos, y estuvimos un rato hablando: de lo que han supuesto estos meses separados, de sus planes de futuro en otros países... una charla sin demasiada profundidad... la conversación se interrumpió: ya me había avisado, pues estaba en un cibercafé

pasaron unas horas... volvió a llamar, esta vez más directamente, al teléfono... se repitió parte de la conversación mantenida a través del teclado, aunque surgieron algunas menciones a las posibles relaciones o líos que hubieramos podido tener en ese tiempo... yo estaba en el ordenador, repasando algunas webs y asistiendo a una celebración en Second Life, pero viendo como discurría la charla, preferí apagar todo y buscar la comodidad de mi cama... no tenía ninguna intención de encauzar el tema hacia cierto fin, pero me daba la sensación de que ésa sería la conclusión de la noche...

en un momento dado se calló, se iba a dormir... nos despedimos, pero quedó un tenso silencio... que rompió ella: "la otra noche soñé contigo"... sí, estaba entonces claro que iba a pasar... le pregunté sobre ese sueño, pero decía que no lo recordaba, y que no me lo iba a decir... me reía de la contradicción y de suponer qué tipo de sueño había sido, ya que si fuera de otro tipo no lo hubiera mencionado... sí, claudicó,..algo recordaba: que se había despertado con la sensación de estar juntos, aunque no estaba segura de cuál de los dos follaba al otro... y me preguntó si quería que nos tocaramos juntos... ¿me iba a negar? no, ya en ese momento deseaba volverla a sentir al otro lado de la línea...

no fue difícil entrar en situación... como es de suponer acudían los recuerdos de nuestros encuentros y las sensaciones conocidas... mientras se penetraba con sus dedos me decía que añoraba mi polla, que ninguna de las que había sentido estos meses se podía comparar a ella, que echaba de menos que pudieramos estar tanto rato follando sin que yo me corriera... sólo mencionarlo le hacía gemir más... yo aprovechaba ese recuerdo para repetírselo, para subir su excitación, para oir como crecían sus suspiros... me preguntó si seguía siendo cierto que no había follado con ninguna como ella, y se notaba como le gustaba la respuesta... rememoramos situaciones, posturas.... ella mencionó lo que disfrutaba cuando la tomaba por detrás, mientras clavaba sus manos y mordía con furia la almohada, y mi cuerpo la golpeaba una y otra vez... le recordé lo que me gustaba joderla, follándola con sus piernas sobre mis hombros, dejando caer mi peso para empujar hacia ella esa polla que le abría y hacía gritar... me empezó a provocar, mencionando algunos de sus encuentros... me preguntó si la castigaría de nuevo, clavándome con fuerza en su interior... me susurró que quería que la oyera correrse una y otra vez, como siempre... y eso hizo... una.. dos... hasta cuatro veces sus gemidos y suspiros me llegaban desde el otro lado de la línea.. ya no hablabamos de lo que estabamos haciendo: nos decíamos que queríamos repetirlo, que ella quería sentirme en su interior, que yo deseaba castigarla por todo... me pidió que me corriera, que deseaba oirlo, que quería sentirlo como cuando mi semen la llenaba.. me trajo la imagen de cuando se erguía sobre mi sexo y empezaba a moverse rápidamente adelante y atrás para provocar mi orgasmo, como así sucedió en esos momentos, como ella compartió con un último gemido de su propio placer...

aunque seguimos hablando un poco más, nos despedimos y nos refugiamos en el recuerdo de nuestros sueños... eso sí, no he podido librarme de la excitación toda la noche... tal vez hoy me vuelva a llamar; tal vez, antes de su viaje, podamos encontrarnos y revivir esas sensaciones

4 comentarios:

Deseo dijo...

ese tipo de llamadas hace que nuestro Deseo crezca... que nos excite cumplir los Deseos de nuestro interlocutor...

ha pensado, si vuelve a llamarle de nuevo esta noche, en convertir la llamada en una video llamada?

saludos,
Deseo.

Dr. Strangelove dijo...

pues no, no me lo había planteado.. si bien he disfrutado de videoconferencias, no he probado nunca una videollamada... habrá que apuntarlo en la lista de vicios pendientes...

un beso ;)

Deseo dijo...

seguro que su lista es grande...
su desbordada imagición así me lo hace percibir.

Dr. Strangelove dijo...

lo es.. simplemente hay que encontrar tiempo para volcarla

un beso ;)