20080711

Vigesimoquinta llamada

no pensé nunca en que alguna vez acabaría pagando por tener una llamada con una chica, pero nunca se puede decir de este agua no beberé...
ya hace un tiempo sentí tentaciones, cuando una de las lectoras del blog acabó en mi MSN. tenía una conversación divertida y en alguna ocasión ponía fotos provocativas como imagen... pero quedó claro que si yo quería algo más.. tendría que pagar. me resistí, pero un día cedí a la tentación... según la página de la web ella estaba conectada, pero al entrar no la vi entre las conexiones.. es más, ninguna de las chicas se parecía a las de la imagen de publicidad... no quise continuar más y lo dejé

pasó el tiempo... y una aburrida tarde de verano, cotilleando por los resultados de una búsqueda, surgió una página de webcams... le eché un vistazo, ya que aburrido como estaba, ver algunas fotos de las que suelen tener estas páginas podría animar un poco la tarde...

enseguida una de ellas me llamó la atención... la composición de la imagen, el vestuario, su aspecto... resultaron provocadores, demasiado tentadores, algo que traía viejos recuerdos y se ajustaba a pérfidos sueños... entré en la parte de pago sin mucha convicción, suponiendo que volvería a ser lo mismo que la anterior vez...

cuando se completó la conexión y se activó el vídeo, resultó que la chica que se veía en él era la de la foto... lo peculiar es que estaba completamente desnuda, tumbada en un sillón y masturbándose frenéticamente... mi primer pensamiento fue que se trataba de un vídeo, por lo que volvió la sensación de malestar... cerré la conexión con esa ventana, y pasé a cotillear otras de la misma web... chateé con algunas chicas, por lo que debían ser conexiones reales... sólo que ninguna me atrajo: o no resultaban ser tan guapas como en las fotos, o su actitud resultaba demasiado explícita para que resultaran excitantes, o simplemente hacían preguntas tópicas que daban la sensación de hacerse para pasar el tiempo... así que empecé a pensar en salir ya del tema y dejarlo aparcado...

no obstante, por última vez me decidí a echar un vistazo a la joven que había motivado mi entrada a esa página... ahora estaba sentada, vestida de nuevo, y ante el teclado... resultó una sorpresa: era encantadora, natural y espontánea... al contrario de sus otras compañeras, y su sonrisa y mirada resultaban armas de seducción total... así que la conversación se fue animando y yo le pedí que se dejara ver, que me mostrara su cuerpo, que siguiera provocándome... así lo hizo, y si bien no iba vestida como en la foto, la única diferencia es que lo que llevaba era una minifalda negra.. por lo que mi caída era inminente... no obstante, yo no podía permanecer más tiempo conectado, así que salí... pero con la sensación de que quería algo de ella...

volví a conectarme esa noche y la siguiente... apenas estuve unos minutos, ya que ella no estaba... no obstante, ahí estaba su imagen y su recuerdo llamándome... y esas noches, en mi cama, acudí al recuerdo de su imagen y a mi fantasía para buscar mi placer frenéticamente, como hacía ella...

el tercer día, probé a otra hora, y sí, allí estaba, nuevamente ante el teclado y con su bonito rostro mirándome... sorprendentemente, recordaba mi nick y lo que hablamos el primer día, lo que hizo que ganara aún más puntuación... estuvimos un largo rato hablando de diversas cosas, pero ya con un enfoque claro... ella no desviaba la conversación, ni intentaba dar rodeos... hablamos un poco de su trabajo, bromeamos de que tal vez un día nos tropezáramos por la calle... y su sonrisa y mirada volvían a hacer su labor... no lo dudé ya más: le dije que quería observarla, que quería disfrutar del capricho que ella suponía...sonrío, ajustó la cámara y se alzó... estaba preciosa... lentamente, empezó a moverse, a contonearse, mientras enseñaba y ocultaba partes de su cuerpo... y acudía a la ventana de chat a seguir provocándome o a sonreír con mis frases... yo le iba pidiendo más.. y ella, con su sornisa pícara me lo daba... se bajó la camiseta, dejándome ver sus preciosos pechos... se desprendió de la falda... y se acercó al sillón del primer día, donde adoptó diversas posturas, mostrándome la belleza de su cuerpo... volvió a ver la última orden... y se alejó riendo... se sentó en el sofá, cara a mí, y tras humedecer sus dedos, se acarició levemente y se penetró... su rostro perdió dulzura, adquirió una semblanza salvaje, su cabello se agitaba ocultando y desvelando su rostro y sus pechos.. y me miraba... no es difícil imaginar que yo estaba tocándome, mientras la miraba y deseaba... mientras mi mirada recorría sus piernas, su cintura, su torso, su rostro y volvía a mirar su mano clavándose en su coñito caliente (ése era precisamente su apodo, coñito-hot)... en ese momento incluso pensaba que no me importaría pagarle más, por tener otro tipo de contacto con ella... ¡y cuánto me hubiera gustado! sentí que venía mi orgasmo, y lo dejé llegar, mientras observaba una vez más su mano, su expresión mientras se mordía el labio inferior... ella aún siguió tocándose... hasta que en un momento dado pareció experimentar un orgasmo, y se acercó de nuevo al teclado, donde retomamos una conversación entretenida hasta el momento en que me tuve que desconectar...

fue un lindo capricho, del cual no convenía abusar, pero la tentación de volver a buscarla ahí permanece...

siempre resulta interesante ver a la chica con la que has estado disfrutando de una amena charla, se despoja de su ropa y juega con su cuerpo para ti: pilar, cristina, sheyla.. lo hicieron en su momento para mí.... ¿te atreves tú a que te llame y lo probamos?

3 comentarios:

Deseo dijo...

encontraba a faltar sus llamadas...

Dr. Strangelove dijo...

me gusta hacerme desear...

ya dije que tenía llamadas pendientes que transcribir.. poco a poco ;)

Deseo dijo...

Deseo, Deseo?
he leído Deseo??

transcriba transcriba... no tengo prisa...