20060629

Décima llamada

leí el otro día en este blog una serie de post acerca del “vouyerismo”…comparto la afición, me encanta mirar a las mujeres…a esos retazos de piel que muestran hoy en día sobre los pantalones de cintura baja, los escotes que uno puede “aprovechar” desde la altura que goza, las piernas siempre objeto de deseo… no sólo la piel… un pantalón vaquero bien relleno, un ajustado jersey sobre unos preciosos pechos, una falda prometedora alrededor de un prieto culo…¡joer, como me gustan las mujeres!


también en su momento he invadido o me han expuesto intimidades: la primera vez que vi a una pareja follar, desde la ventana de casa de mis padres, ella moviéndose cadenciosamente encima de él, buen motivo para mis primeras pajas…parejas en rincones recónditos que no esperan que ya estén ocupados (una pareja follando en un coche en Noche Vieja, una jovencita chupándosela a un adulto mientras buscábamos una estrella caída…)

yo también me he mostrado… magreos y jadeos en parques públicos, en calles apartadas, en patios y escaleras, en cines o transportes públicos… siempre el recuerdo de una mamada de beatriz en medio de un parque público, con gente pasando cerca… una felación de cristina en la terraza de un hotel, con gente mirándonos desde otro edificio…la exposición de juguetes encima de la cama de un hotel que ingenuamente dejé cuando fui a recoger a aída (que miraditas nos dirigieron las recepcionistas… primero pensé que por su juventud, una auténtica “lolita”…cuando vi que habían entrado en la habitación, supe la razón)…el mal trago que pasó eva en otro hotel cuando tuvimos que llamar a recepción para que nos rescataran de la terraza donde nos habíamos quedado encerrados (vestidos, eso sí, pero la cama deshecha, y otra serie de juguetes por encima de ella)…con pilar, masturbándonos en la última fila de un cine, mientras que el que estaba sentado delante se giraba mirando disimuladamente…


pero también hay otro “vouyerismo”…la primera vez que lo practiqué me dolió: un viaje de estudios universitario, una tarde de seducción a una compañera (también se llamaba cristina, este nombre parece repetirse en mi vida)… que acabó en la cama con otro,pared con pared con mi cama… más adelante fueron gritos y gemidos oídos en hoteles o pensiones (siempre recordaré la sesión de gritos femeninos que me dieron en un viaje de trabajo, una noche en una pensión de Madrid)… una pareja vecina de mis padres, oída algún que otro fin de semana de los que yo iba a dormir al piso familiar...

pero aún se manifestaron más estas invasiones de intimidad cuando me trasladé a mi nueva vivienda: debe tener las paredes de papel… al poco se instalaron en el piso de abajo unos vecinos y poco después, una noche, me desperté sin ser consciente del motivo, hasta que oí los gritos de la vecina… ¡parecía que los tenía al lado! supongo que conocéis esa tortura… la de oír como otros disfrutan, la de no poder esconder la cabeza bajo la almohada para dormir, ya que los gemidos llegan hasta ti, la de no saber que hacer hasta que acaban…esto se repitió una y otra vez, de forma contínua...y siempre me despertaban, sin piedad hacia mis destrozados nervios...

con mi vecina de arriba también comparto “sonidos”… inicialmente ella ha tenido que soportar mis selecciones musicales (supongo que ya odiará el tecno-industrial para toda la vida (Krafwerk, Aviador Dro, Azul y Negro…) o mis psicodélicos Pink Floyd)… yo a cambio oía sus tacones (vale, lo reconozco, soy fetichista también) y sus prácticas de piano con Chopin… hasta que una noche, un ruido me despertó…no lo reconocía, no eran mis vecinos de abajo…me levanté y miré por la casa a ver que podía ser… y en la habitación debajo de la suya oí claramente el ruido de una cama moviéndose rítmicamente…¡cielos, ella también!..lo que no llegué a saber si estaba sola o acompañada…sólo se oía la cama, nada más e imaginé lo más morboso…la imaginé sola... ¿qué significa su sonrisa cuando nos cruzamos en el ascensor?

¿y yo? ya dije en una llamada anterior que siempre he tenido compañeras de blancas superficies bastante expresivas… sé que mis vecinos me oyen, es más, desde que cristina apareció los vecinos de abajo son más silenciosos…de hecho, un día él subió a quejarse, de que no podía ser que a las 2:00 hiciéramos tanto ruido, que él tenía que trabajar…yo le dije que le entendía, que ellos también me habían quitado el sueño a las 4:00 o a las 6:00…el caso es que ya no les oigo apenas…a mí no me importa que cristina grite, me gusta que sepan que la hago gozar…pilar también se ha dejado oir por mis vecinos...


¿y qué sucede cuando “practicas” este “vouyerismo auditivo”… yo no puedo evitarlo, acabo masturbándome… ¿y tú? ¿cuándo te oiré a ti?

21 comentarios:

Secretos de una irracional dijo...

Buff no hay nada mas morboso que ver u oir a una pareja en pleno acto. Mi lado irracional me dice que me dirija a ellos y pregunte si puedo participar. Mi lado racional me dice que me conforme conmigo misma en esos momentos...
por desgracia, siempre opto por lo segundo...

Dr. Strangelove dijo...

sí, la racionalidad nos hace perder momentos que seguramente disfrutaríamos de otra manera... no obstante, envidio tu irracionalidad ;)

Anaïs dijo...

Qué familiar me resulta todo eso... igual alguna vez te lo cuento.
Besos.

Dr. Strangelove dijo...

atento a tu llamada estaré, anais...

un beso ;)

Marilu dijo...

muy cierto es riquisimo escuchar o ver da tanto morbo que hasta quisiera ser uno el protagonista de tan singular concierto de gemidos y gritos mmmm me acorde de algo pero eso luego lo contare jejeje en mi blog muacks

Dr. Strangelove dijo...

marilu, malvada... puedes contribuir con una llamada a este locutorio, no te nos lleves tus palabras

un beso ;)

Isilla_ dijo...

Al principio me costaba creer que podía excitarme al hablar por teléfono, ahora resulta que con solo oir la voz de mi Amo empiezo a lubricar antes de pronunciar palabra.

¿Observar a una pareja en acción? eso es una sensación tan maravillosa que nadie debería perdersela. Al igual que ser tu el protagonista mientras los demas te miran :-)

Besos.

Dr. Strangelove dijo...

isilla_, ese es el poder de la mente :) la fuerza del deseo de nuestro interior, la fortuna para los que lo podemos vivir y disfrutar...

un beso, seguiremos "observandonos" ;)

Marilu dijo...

pronto doc pronto un beso

Dr. Strangelove dijo...

marilu...es la impaciencia, ya sabes

un beso ;)

Tinúviel dijo...

Tienes un blog muy interesante.

PD:Cuando quieras...

Dr. Strangelove dijo...

gracias, tinúviel, el tuyo también lo es...lo apuntaremos a las páginas amarillas

un beso ;)

P.D: pues no sé a qué esperas a llamar, mi teléfono por ahí está

Idgie dijo...

A mí, escucharme... ejem ejem... si lo confesara fuuu, no creo que se me oyera en la oficina, soy silenciosa sola y bastante escandalosa acompañada...
Recuerdo que hace poco estabamos en una pequeña fiesta improvisada en casa de una amiga y cuando salimos a la terraza porque una estaba fumando vimos en un coche a una pareja en pleno pleno acto y tras las vergüenzas nos pasamos el rato mirándoles, espiándoles, imaginándoles (porque mucho mucho no se veía) creo que eso es lo máximo de sex-voyeurismo que he tenido en grupo jeje...
Otra cosa... ya que estoy, una vez, en el coche en marcha, simplemente tocar y tocar y tocar, eso si que es morboso, te ven pero no pueden.. imagínate dos mujeres en un coche así (bueno mejor ni imaginarlo aysss)
Un besoteee

Dr. Strangelove dijo...

idgie...que terrible maldad hay en ti... ¿cómo puedes sugerir tal pensamiento a estas horas? ya no voy a poder pensar en otra cosa en todo el día...

por otra parte, yo cité sólo algunos de mis sex-vouyerismos como tú dices... otros quedaron para otras llamadas...

un beso ;)

P.D: joer, que no se me va el pensamiento del coche con la dos mujeres... necesito una llamada con urgencia

Flaca dijo...

Estaba voyereando por aquí y , no sé por qué, decidí participar!
En realidad en estas cosas sexuales no soy muy voyerista que digamos, me da verguenza!!! ...pero sí he estado en situaciones en que han estado a punto de pillarme, o verme,o..!!!!! Es estresante...pero exitante tb!!!
...pero no lo contaré!!! X)!!!

Besitos!

Dr. Strangelove dijo...

flaca, no te cortes, seguro que resulta apasionante y cálida tu aventura, no nos prives de ella

un beso ;)

Perdida dijo...

Irremediablemente acabo sacando mi juguete y dandome un homenaje a la salud de mis vecinitos, en mi caso los del piso de arriba.

Soy bastante mirona, escuchona y me pone a mil que me miren, sobre todo él...

Beso

Dr. Strangelove dijo...

perdida, vas a perderme con semejante declaración a estas horas, ya se queda el cerebro transtornado y pensando en mil maldades...

a ver si te vemos

un beso ;)

Txiquilla dijo...

La verdad es que solo una vez pude observar a una pareja montarselo en la playa, y me puso, pero después a mi entonces chico le daba "corte" y no hicimos nada.
Si me volviera a pasar ahora no dejaría pasar la oportunidad.
Un saludo

Txiquilla dijo...

¡Ah, se me olvidaba! Yo soy bastante silenciosa...o no... A lo mejor no he encontrado a nadie que me haga gritar.
Otro saludo

Dr. Strangelove dijo...

txiquilla.. esos comentarios tan tentadores no son para estas horas y para este día, que ya uno empieza a pensar en la noche ;)

un beso, y que grites pronto ;)