20060626

Octava llamada

cristina en el Teléfono Rojo... hacía tiempo que no nos llamabamos con esa intención, pero el recuerdo de los últimos días juntos parece que impulsaba esta llamada...
desde el principio estaba mimosa, y yo juguetón, manipulando su deseo, aumentando su calor, mientras yo mismo sufría la sensación de como mi miembro se iba endureciendo y pidiendo que se liberara su contenido...
seguimos recordando nuestro último encuentro, ella suspira cada vez que mencionamos la sensación de la penetración, cuando le regaño por no llevarse un consolador...yo empiezo a tocarme...y le indico que espero que no lo esté haciendo, a lo cual contesta que sí, que ya se estaba acariciando...
se lo prohibo, me gusta controlar el placer, ser yo quien se lo dosifica...le hago ponerse boca abajo, que se pegue en el culo por su osadía un par de veces... y sigo hablando, tentándo, provocándo... nueva orden: "no te restriegues sobre la cama"... un gemido de queja llena el auricular, lo estaba haciendo sin duda, pero sé que me obedece, sabe que cuanto más retenga su placer, más fuerte lo experimentará...
yo sigo disfrutando del tacto de mi polla, del roce de mis dedos, del olor que llena la habitación... la provoco con imágenes de posesión, con la idea que nos atrae de compartir la cama con otra mujer... sé que podré retenerla poco tiempo más, que necesita tocarse...
"¡fóllate!", le digo... y con un jadeo de alegría y de satisfacción proveniente del otro lado del auricular noto que lo hace, que se introduce dos dedos rápidamente, que no precisa de más estimulación... empieza a gemir suavemente, la imagino mordiendo la almohada, para que no le oiga la familia...sigo azotándola con más palabras...mezcla soez de deseos y de placer ante la posesión de su entrega...
de repente silencio...¿se ha cortado la llamada? ¿le han pillado?..."no, es que se ha caído el teléfono y he seguido tocándome hasta que me he corrido", me contesta..."¡puta perra! ¡te corres sin que yo te lo diga! ¡sigue follándote!" le grito....y sonrío al notar el gemido de la nueva penetración..."¿aún no te has corrido? ¡que bien!" susurra, como si no supiera que a mí me cuesta siempre mucho más...
pero poco me falta a mí... se lo digo...le señalo que noto como mi polla llena más mi mano, como se engorda más todavía... y ella casí se corre al recordarla en su interior...
soy yo el que se corre...noto el chorro de semen caer sobre mi pecho, llenar mis manos, quedarse huérfano al no haber una boca que lo recoja, una lengua que lo limpie...me llega el sonido de su nuevo orgasmo...queda nuestra respiración agitada, el calor pesado en la habitación, el sudor sobre la piel...el deseo de volver a follarnos nuevamente...

17 comentarios:

Marilu dijo...

wowwwwww que rico es el placer , y mas cuando es mas estimulada con la imaginacion alguna vez lo hice por telefono y me encanto tanto que se me volvio un vicio durante el tiempo que estuve alejada demi pareja :p
un beso y graciaps or tu visita a mi blog

Dr. Strangelove dijo...

si, lo es... además seguro que todos compartimos la idea de que el órgano sexual por excelencia es el cerebro... muchas estimulaciones le podemos dar al cuerpo, pero si no "tocas" la mente, mal va la cosa...

sí, visito tu blog, me gusta.. gracias por tu visita también...

un beso ;)

Yo mism@ dijo...

Todas tus llamadas son asi?
esta bien tener un telefono de este calibre!!
(para quien lo necesite claro!!)

un saludo y no dejes de responder a las llamadas...

Dr. Strangelove dijo...

no todas mis llamadas son así, obviamente... sólo las del Teléfono Rojo... no entiendo lo del calibre.. ¿tan terrorifico relato parece? a veces he hecho cosas peores :D y más en directo.. pero eso es cosa de otra llamada

un beso ;)

Txiquilla dijo...

¡Como me ha subido la temperatura en un momento!

Dr. Strangelove dijo...

cuidado, txiquilla, que los calores no son nada buenos ;)

un beso ;)

Secretos de una irracional dijo...

He llegado a tu blog, gracias a tu comentario en el mío!!Tu imaginación no toca fondo, y eso...me encanta! Besos y gracias por tu visita...

Dr. Strangelove dijo...

¿imaginación? ¿quién ha dicho que sean producto de la imaginación?

Dr. Strangelove dijo...

por cierto, que mal educado soy... gracias por tu visita ;)

un beso ;)

P.D: ¿Tu teléfono? ;)

Anaïs dijo...

¿Quién dijo que los aparatos son fríos?

Bendita sea la tecnología, jeje...

Besosss

Dr. Strangelove dijo...

no, no son fríos... a veces hasta queman..

gracias por tu visita, anais

un beso ;)

nhita dijo...

Bueno bueno!!! cómo está el teléfono!!! claro, normal que siempre lo pille comunicando

Tendrás que poner un locutorio si sigues con este ritmo ;)

un beso

Dr. Strangelove dijo...

nhita, siempre hay momentos libres en el Teléfono.. simplemente hay que marcar el número correctamente...

un beso ;)

Rita Peich dijo...

Yo también lo encuentro siempre comunicando ... y venga ramarcar ! a este paso se me va a borrar la huella del dedo (bueno, no solo por eso!) :-O

Ojalá tuviera yo este tipo de llamadas y experiencias (no solo producto de mi mente calenturienta) a ver si se animo un poquito mi blog :-)

Gracias por inspirarme, Doc, un beso más para pelearse con los demás por llegar a tí

Dr. Strangelove dijo...

rita peich, como ya le respondí a nhita, el Teléfono siempre tiene huecos libres: sólo se precisa la voluntad de llamar ;)

si no se asume ese riesgo, pues sólo queda la posibilidad de leer las transcripciones de las viejas llamadas..

un beso, rita, y cuida esos deditos

Una hija de puta con clase dijo...

¿?

Dr. Strangelove dijo...

escueta respuesta... pareces más mordaz en tu blog (no está nada mal, lo visitaré más...aparte de que me gusta su título, tiene su transfondo, como el mío). gracias por la visita no obstante

un beso ;)